La Dehesa y el Agua

la dehesa y el agua

“Aprende a hablar con la Naturaleza. Aprende a evaluarla con  precisión. Pregúntate a ti mismo lo que te ofrece”. Sepp Holzer  

plantas_acuaticas

La Dehesa y el Agua - Vivencia Dehesa es el resultado de varios años de trabajo dedicados a conservar y potenciar el paisaje adehesado. Sepp Holzer, experto en permacultura, inició en Valdepajares de Tajo una excepcional reforma hidrológica en el año 2005 ante el decaimiento de las encinas y el empobrecimiento de los suelos. Se adoptó una nueva estrategia, creando reservas de agua, con el fin de retener humedad y crear microclimas. Valdepajares de Tajo es hoy Área Privada de Interés Ecológico.  Una dehesa revitalizada donde el aumento de la biodiversidad ha sido excelente, y los largos estíos extremeños son ahora mucho más llevaderos gracias a la presencia constante de agua en las charcas.

Gracias a la rica sucesión de lagunas, encinares, berrocales, sotobosques y praderas, Valdepajares de Tajo ofrece lo mejor de cada biotopo asociado al bosque mediterráneo.
La marca de identidad que diferencia a Vivencia Dehesa es su apuesta por el agua como agente renovador del paisaje. De esta manera, Valdepajares de Tajo se revela hoy como una dehesa especial, en la que el agua es protagonista principal.

El berrocal:

el berrocal

Entre afloramientos graníticos discurre lo que llamamos el “Rosario de Charcas”, diez lagunas comunicadas entre sí que conforman un corredor. Es el paisaje de la finca que más varía a lo largo del año; la subida y bajada del nivel del agua, los colores de musgos y líquenes sobre las rocas, la floración de las retamas, etc. hacen que cada estación el Berrocal aparezca como un espacio diferente. Es la zona preferida por los corzos, un fabuloso criadero de anfibios, y el lugar idóneo para ver lagartos ocelados calentándose al sol.

meridional

 

 

 

 

 

 

Las grandes lagunas:

grandes lagunas

Es, sin duda, la zona de las grandes lagunas, la que distingue y da personalidad a la dehesa de Valdepajares de Tajo.

Sirviendo de frontera o encuentro, entre la dehesa y el monte, las cinco grandes charcas de Valdepajares de Tajo son el territorio de pesca de garzas, aguiluchos laguneros, garcetas, espátulas y de las delicadas cigüeñuelas.

 

garceta2

 

LOGO VIVENCIA DEHESA

Algunos artículos publicados en prensa: Revista Quercus, Junta de Extremadura, El Periódico Extremadura, Ambientum.com .